Actualización en la enseñanza del Idioma Francés

Actualización en la enseñanza del Idioma Francés

Autor: Docente anónimo, especialidad enseñanza de Idioma Francés
Coordinadora Educación: Docente Candy Porras López

Costa Rica como país en vías de desarrollo, digno de admirar en comparación con sus semejantes, abolió el ejército en el siglo XX y desde ahí aposto la seguridad social y el porvenir en la educación de sus ciudadanos. Por ende, enfocarse y proyectarse en mejorar sustancialmente la educación que se ha brindado hasta entonces es lo mínimo que podríamos retribuirles a nuestros visionarios antepasados.

Para comenzar la citación de acciones por mejorar me gustaría hacer hincapié en la proyección estadística de natalidad la cual ha pronosticado una baja considerable, lo que ayuda a cambiar la visión de cantidad por realmente calidad, sin perjudicar la cantidad de lecciones y finalmente ofrecer tanto al docente como al educando un tiempo oportuno para crecer y aprender trascendental mente.

Por otro lado es importante tener presente que todos somos importantes en la sociedad, pero sería excelente que el pueblo costarricense devuelva el reconocimiento oportuno a la labor docente misma que lastimosamente en los últimos tiempos ha sido desacreditada.

Y es que no es tarea fácil como piensan, es un trabajo de nunca acabar, cada docente debe considerar el tiempo que se requiere para planear una clase lo más personalizada posible, luego el tiempo que se requiere para dar una clase de excelencia y ver resultados considerables. Contemplar el tiempo real que invierte un educador en la revisión y valoración de trabajos asignados a los estudiantes. Así como la corrección de parte del alumno al trabajo anticipadamente revisado. El analizar el error ayuda a que el estudiante descubra en que falló y por qué lo hizo, el fin de esto es buscar un aprendizaje crítico y trascendente.

Sumado a esto una incontable lista de labores agregadas a la profesión docente, entre ellas papeleo interminable de inclusión, reportes, atención a padres, actos cívicos, desfiles, representaciones artísticas y deportivas, festivales, ferias, bingos entre muchas otras.

En el área de idiomas, específicamente de francés, contamos con muchas desventajas y acciones por corregir entre ellas:

No contamos con asesores regionales en el área de francés, solo se tiene una asesora nacional de primaria y una sola asesora nacional de secundaria para todo el país. Aunque hacen un gran trabajo no dan abasto para cubrir a todos los colegas de Costa Rica.

La falta de capacitación en el idioma hace que nos des actualicemos y al ser un idioma de poco contacto para muchos es difícil conservar el nivel de lengua que se había adquirido más con el paso de los años.

No es lo mismo una persona joven que viene saliendo de la universidad con todo su conocimiento fresco, dedicado posiblemente a estudiar exclusivamente, que un profesor con años de trayectoria que dedica mucho de su tiempo no solo a dar la clase que es lo que se paga en Costa Rica sino que también a prepararla, preparar  el material con el que van a trabajar sus estudiantes, corregir trabajos, atender padres de familia entre muchas otras funciones escritas en letra pequeña en la profesión docente.

Actualización del currículo.

Darle más importancia y seguimiento a las competencias de comprensión y producción oral y minimizar el énfasis que le hemos lado a las otras competencias de  comprensión y expresión escrita, trabajar más estas últimas mencionadas como un complemento, de manera que sea un aprendizaje lo más natural y progresivo posible y NO como se ha visto hasta ahora enfocado en la parte escrita que no tiene resultados favorables.

La cantidad de lecciones debe ser equitativa con cualquier otro idioma extranjero para propiciar la igualdad en el dominio y que exista una elección justa a la hora de elegir el idioma a aprender.

Exigencias de alto  dominio de lengua extranjera para garantizar calidad de enseñanza.

Ante la falta de acompañamiento muchos colegas se desaniman y se conforman con lo ya aprendido, que será  valga rescatar mucho más de lo que se imparte en las escuelas y colegios ya que el plan anual de trabajo nos exige un nivel que para nosotros no es tan alto comparado a la preparación que recibimos en la universidad, otros tratan de buscar por su propia cuenta la actualización a través de recursos tecnológicos o personales. Lo que si es cierto es que las clases de francés enfocadas para docentes con cierto nivel de dominio y afín de reforzar las competencias lingüísticas, solo las imparte la Alianza Francesa ubicada en la ciudad de San José, tienen un alto valor económico y además exigen el desplazamiento de muchos que vivimos lejos de la capital, posiblemente el sábado que nos encontramos fuera de horario.

De mi parte considero que sí se exige cierto nivel de dominio por parte del MEP, es responsabilidad del gobierno capacitarnos gratuitamente y ofrecernos las mismas oportunidades a todos los docentes de lengua extranjera, máxime si es un requisito para optar por un puesto en propiedad.  Del mismo modo quiero evidenciar que han considerado muy fácil delegarle la responsabilidad únicamente a la alianza francesa de acreditar a los profesores mediante la prueba de rendimiento. Debo denunciar que esta prueba somo se realiza dos veces al año y su cupo es limitado lo que no da a vasto para que todos los posibles candidatos puedan realizarla, de este modo dicha prueba se convierte en un obstáculo para aquellos profesores que deseen realizarla y postularse por obtener estabilidad laboral aun pagando una alta suma de dinero.

Me parece absurdo que el MEP de nuestro país exija una prueba de dominio lingüístico alto, de la cual la misma Alianza Francesa ha reconocido su incapacidad de abastecer a toda la población costarricense y esta misma entidad nos sugiera salir del país para realizar dicha prueba que es acreditada internacionalmente en países vecinos como Panamá o Nicaragua.

Me encantaría que los estudiantes cuenten con mayores recursos tecnológicos para poder trabajar de mano con la nueva era cibernética yen pro de un mejor dominio de las competencias lingüísticas en el área de lenguas extranjeras.